Como dice el dicho: «Cada casa es un mundo y cada persona un misterio.»¿Qué podemos hacer cuando necesitamos ideas ante conductas de los niños que nos preocupan y nos desconciertan? Cuando nuestro hijo se enfada más a menudo de lo que nos parece normal. Cuando rechaza cualquier sugerencia. Cuando no tolera que le  demos ninguna orden. Cuando las peleas entre hermanos nos agotan…

comhofaig01¿Qué podemos hacer cuando discrepamos del modo de actuar de otros familiares? ¿Cuando hay diferencias con la pareja sobre la educación de los hijos? ¿Cuándo debemos acordar directrices educativas con los abuelos y abuelas o con otras personas que se ocupan de nuestros hijos? ¿Cuando hay conflictos en la familia?

Una orientación profesional puede ser la clave para que nada de eso sea un problema. A muchas familias les ayuda una atención particular para su caso. En una conversación próxima y orientada a situaciones concretas, se pueden encontrar soluciones a los retos del día a día. Se trata de obtener ideas para lograr cambios y conseguir que la convivencia fluya con tranquilidad.
La propuesta de asesoramiento personal es flexible: acordamos el día y la hora, acordamos el sitio y decidimos la duración en función de las necesidades de cada situación. Una sola sesión puede ser suficiente para orientar cambios significativos que den resultados muy interesantes. Y, en caso de ser necesario un seguimiento u otras sesiones, las acordamos según las posibilidades de todos.