Cuando vemos que los hijos prefieren las pantallas a cualquier otra actividad, a menudo los padres nos ponemos nerviosos porque pensamos que hacen un abuso. Nos inquieta no saber cómo limitar la utilización de móviles, ordenadores e iPads, pantallas en general. Son instrumentos que generan adicción y por eso aquí encontraréis algunas ideas para evitar la dependencia.

nentabletIdeas para evitar la dependencia de los niños de las pantallas

  1. Fijar un horario de uso del ordenador que no interfiera con ninguna actividad familiar. Si no se usa en esa franja de tiempo, no se usa.
  2. Fijar un tiempo de uso del iPad. El niño puede elegir en qué franja hará uso de ese tiempo (siempre que no interfiera en actividades familiares). Él lo anunciará y los padres garantizarán que se respeta. Si no se respeta, al día siguiente no se puede utilizar.
  3. Fijar unos espacios para el uso del móvil. Por ejemplo: la sala de estar y la cocina. Fijar una hora límite por las noches, a partir de la cual se cierra el Wifi. No hay posibilidad de utilizar el móvil durante las comidas (el de los padres tampoco, ¡claro!).
  4. Controlar los contenidos que se bajan de Internet. Aplicar protocolos de seguridad para menores.
  5. Decidir previamente qué programas quieren mirar. Lo mejor es ofrecer una selección previa hecha por nosotros y dejar que elijan. Y dejar la pantalla cuando termine el programa.
  6. Mirar los programas de televisión con los hijos, al menos una parte, para poder comentar en otro momento el tono y algunos contenidos y así transmitir nuestros valores.
  7. Apagar todas las pantallas durante los ratos de las comidas.
  8. Impedir que haya pantallas en la habitación particular.
  9. Encargarle que sea él quien apague los aparatos cuando el tiempo se acabe. No hacerlo nosotros.
  10. Buscar juntos actividades no digitales para disfrutar con los hijos: proporcionar fuentes de placer lejos de las pantallas.